Seleccionar página

En este breve video de BudBook.org, aprenderás una de las cosas más importantes que debes saber: cuándo regar tus plantas. Como cultivador, querrás encontrar el equilibrio perfecto entre regar de menos y regar de más. A veces los productores pueden ser demasiado proactivos y regar sus plantas tan a menudo como puedan, creyendo que cuanto más las alimenten, más grandes crecerán. Esto es cierto hasta cierto punto, pero si consideras los efectos de los tiempos de riego incorrectos, comprenderás que la planta no está cumpliendo su verdadero potencial. Al ver este breve video, aprenderás muchos consejos que te ayudarán a convertirte en un mejor cultivador.

Levantar las macetas

Una forma muy fácil y efectiva de determinar si las plantas necesitan riego, es levantar las macetas antes de regarlas y sentir el peso de la maceta. Una vez que riegas las plantas, puedes sentir la diferencia de peso debido al agua en el medio. Cuando hayas hecho esto una vez, podrás trabajar sintiendo la maceta. Si la maceta se siente bastante pesada, entonces todavía no hay necesidad de alimentarla; sin embargo, si la maceta es relativamente liviana, sabrás que debes regarla pronto. Una vez que la maceta esté tan liviana como la primera vez que la levantaste, prepárate para regar y repite este proceso cada vez que quieras regar tus plantas. La única vez que tus plantas necesitarán una gran cantidad de agua es durante el proceso de enjuague, hacia las últimas semanas de la etapa de floración.

En esta imagen, se levanta la maceta para sentir cuánta agua tiene dentro

Sensación de humedad

Otra técnica útil y muy fácil es simplemente colocar un dedo por el costado de la maceta para sentir la humedad de la tierra. Si hay tierra en tu dedo una vez que lo hayas sacado, sabrás que todavía queda mucha humedad para que la raíz de las plantas crezca y busque alimento. Ten cuidado de no dañar las raíces y asegúrate de verificar múltiples áreas por maceta para que puedas obtener una lectura precisa de qué tan húmedo o seco está el medio.

La planta da señales

En esta imagen, el cultivador mete su dedo en la tierra para sentir la humedad
Planta de cannabis poco regadas

El objetivo de ese video es que los productores tengan una idea de cuándo las plantas necesitan riego, en lugar de simplemente regarlas cuando te parezca. La planta tomará agua y nutrientes del suelo cuando sea necesario y mostrará signos de necesitar riego si ese es el caso. Estas señales pueden ser la inclinación de la hoja y la desecación de la hoja, que son indicadores claros para un cultivador de que las plantas no están siendo regadas lo suficiente. Las plantas marchitas son un signo de exceso de riego, así que siempre presta atención a lo que muestran tus plantas. Observa tus plantas y siente su peso a menudo y seguramente tendrás plantas saludables y felices.