Seleccionar página

Guía para el riego, los nutrientes y el pH

Este breve video animado de Weed Busters es una guía simple sobre cómo regar y alimentar tu planta de cannabis. Menciona el principal error que cometen los cultivadores principiantes al alimentar las plantas y cómo aplicar correctamente las soluciones de agua y nutrientes. El video continúa explicando que el pH juega un papel importante en el cultivo de marihuana.

¿Con qué frecuencia debo regar mi planta de cannabis?

Dedo en la tierra para comprobar si la planta necesita agua
El principal error que cometen los nuevos cultivadores es sobre regar las plantas de cannabis, lo que significa que le están dando demasiada agua. En el video se recomienda asegurar un riego correcto metiendo un dedo en el suelo para ver qué tan seco está. De esta forma, un cultivador puede estimar fácilmente el mejor momento para regar las plantas de cannabis determinando qué tan saturado está el medio. El siguiente paso es regar, y una vez que notes que el agua corre a través del fondo de la maceta, repite el primer paso hasta que el medio esté húmedo pero no empapado.

Nutrientes:

Cómo dosificar la alimentación de tu cannabis
El video sostiene que es mejor no darle a una planta joven de Cannabis los nutrientes completos desde el principio. En cambio, se recomienda una dosis de nutrientes que vaya aumentando lentamente. También es una buena idea alternar la alimentación y el riego sin ningún tipo de nutrientes para evitar el uso excesivo de nutrientes. Similar al exceso de riego en las plantas de cannabis, el exceso de nutrientes puede causar mucho daño. Sigue siempre las pautas de tu tabla de alimentación de nutrientes, pero trabaja con dosis más pequeñas para evitar problemas. Para los nuevos cultivadores, es una buena idea cultivar una cepa fácil como AK automatic o Cheese Automatic en el suelo porque las variedades autoflorecientes de Cannabis de rápido acabado pueden sobrevivir tranquilamente sin usar nutrientes adicionales.

Prueba de pH:

Rangos de pH para una mejor fijación de los nutrientes
Las raíces de una planta de cannabis solo absorberán los nutrientes de manera eficiente si el pH del medio o solución es correcto. Debes acostumbrarte a evaluar el pH del agua antes y después de aplicar los nutrientes. Al hacer esto, obtendrás una lectura justa del nuevo nivel de pH. También se recomienda verificar la escorrentía de los nutrientes para verificar cualquier cambio nuevamente. Mantén siempre el pH entre 6.3-6.8 para el suelo y entre 5.5-6.1 para hidroponía. Para asegurarte de que tu planta de cannabis seguirá funcionando bien, compra productos de ajuste de pH para regular tus soluciones de agua y nutrientes, y controla el pH de tu suelo dos veces por semana.